Desde el primer día en que ingreso a una pista, Richie Escalante demostró que estábamos ante una de las más grandes promesas y talentos de los últimos tiempos y ahora, es quizás el máximo exponente del deporte nacional a nivel internacional. Richie ha sido el encargado de poner el nombre de nuestro país y de nuestro motociclismo en lo más alto del podium; lugar por el que estamos seguros que deberíamos competir de ahora en adelante. En México tenemos pasión, orgullo, hambre y talento, y Richie, lo ha dejado claro en las pistas de MotoAmerica.

Richie Escalante Campeon SS600 Motoamerica 2020

El 2020 ha sido un año muy complicado en ciertos aspectos; Pandemias, crisis económicas, sociales y demás, pero en el deportivo ha sido un año para la historia. Richie Escalante comenzó la temporada de la categoría SuperSport 600 de MotoAmerica como serio contendiente a pelear por el título y carrera con carrera demostró que los expertos estaban en lo correcto.

Durante la temporada 2020 del campeonato más importante de motociclismo de velocidad en Estados Unidos, Richie ha sido el rival a vencer al tener una temporada prácticamente perfecta. Trece victorias le aseguraron el título al piloto hidalguense de 25 años de edad que comenzó su carrera de la mano de su familia, acogido por su padre Pablo Escalante, un histórico más del motociclismo nacional.

Madera de campeón

Apenas con 19 años de edad en el 2014, se corono campeón de la categoría SSP600 del entonces, Racing Bike Capital, ahora Racing Bike México y gracias a este logró comenzó su incursión esporádica en MotoAmerica.

Un año después, en 2016, consiguió lo que hasta ese momento era su mayor logro. El subcampeonato de la categoría SuperStock como piloto de un equipo privado y con recursos, principalmente familiares. Hecho que le dio mayor crédito a su esfuerzo y resultados. Desde ese momento, los ojos se centraron en el como una gran promesa y para el 2016 fue contratado por el equipo HB Racing. Escudería con base en Estados Unidos y motocicletas equipadas con motores de Meen Motorsports. Ese año, Richie consiguió algunos podios a pesar de enfrentarse a nuevos reglajes de SSP600.

El 2017 fue particularmente complicado, el equipo HB desapareció y escasez de tiempo, no pudo conseguir asiento en ningún equipo competitivo. Ese año se dedicó a preparase incansablemente, mental y fisicamente. Fue campeón latinoamericano monarca y en 2018 fue firmado por el equipo Hudson Motorsports. Un equipo privado pero con gran empuje. Richie los llevó a conseguir algunos puestos importantes durante dos años pero en 2020, todo dio un vuelco. Honos Racing, un equipo orgullosamente mexicano lo incluye en sus filas de la mano de su Crew Chief, Humberto Baca y con un equipo de ingenieros y mecánicos de primer nivel con soporte de Graves Motorsports aseguraron este fin de semana en Indianapolis, el primer campeonato de un piloto mexicano en Estados Unidos.

Richie ahora celebra con su equipo, familiares, amigos y los patrocinadores que lo han apoyado desde el primer día. Un campeonato se dice fácil, pero detrás hay sacrificios, que no cualquiera tiene la capacidad de asumir y Richie es estandarte del motociclismo mexicano en el mundo.

Racing Bike México